Lela Sant Kuiroga

Desde que he estado fuera de Colombia la comunicación con mi familia se ha mantenido muy bien e incluso más fuerte, y suelo compartirles cuando una persona llega a mi vida, además de la manera en que impacta. Creo que podría decir que una de las personas que ha llegado en momentos cruciales de mi vida ha sido este personaje que con detalles muy exactos logra arreglar un día difícil, justo como una madre lo haría.

La seño Lela es alguien que yo he podido admirar desde los inicios que la conocí en Veszprém, Hungría; empezando por el motivo de que su viaje con su familia a esta ciudad era yo, escucharme, conocerme y poder compartir conmigo. Luego han sido Villavicencio, Colombia y Madrid, España.

Cada vez que hemos podido compartir un tiempo ha sido demasiado agradable y un respiro de tranquilidad, porque las cosas no son fáciles cuando se está demasiado lejos de casa; así que valoro esta amistad, este vinculo tan especial con ella y con su familia. Siempre he aprendido que debo quedarme donde me celebren y aquí una muestra de que le tengo mucho aprecio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.